DEPORTE TURÍSTICO VS. TURISMO DEPORTIVO


En plena era de la comunicación, las redes sociales y el marketing 2.0, es necesario conocer nuevos términos, nociones o conceptos que nos ayuden a entender mejor de qué trata el mundo. Por eso, en este caso hablamos de algo que está muy de moda: el turismo deportivo. Pero le damos una vuelta de tuerca y vamos más allá. Pasamos del turismo deportivo al deporte turístico. Pero, ¿qué es cada cosa? ¿En qué se diferencian? ¿Cómo podemos beneficiarnos de ellos y sobre todo disfrutarlos?

Cuando hablamos de un destino turístico, en ocasiones nos confundimos con la terminología que abarca turismo y destino como unión, creyendo que se trata de ese concepto que alude a viajar donde haya un evento deportivo que nos guste. Aquí reside la sutil pero importantísima diferencia entre ambas.

Turismo deportivo. Este es el concepto que está más extendido y que es más sencillo de entender. El turismo deportivo es aquél que no se practica, sino que son otros los que lo ponen precisamente en práctica. En este proceso, la persona que quiere disfrutarlo va a ver cómo profesionales del deporte en cuestión juegan véase un partido de fútbol, de rugby o de la disciplina escogida. A través de este tipo de partidos o eventos deportivos, se genera un turismo. Un ejemplo clave: viajar a una capital extranjera para ver la final de la Champions. Aquél que compra las entradas para el estadio no va a jugar al fútbol como es evidente, pero probablemente de paso visite la ciudad en la que se disputa esta final y haga turismo.

Deporte turístico. Y aquí llega la vuelta de tuerca. ¿Qué es el deporte turístico? Se trata de un concepto revolucionario, en el que la persona que decide viajar a otra ciudad o incluso otro país, hace turismo tras el deporte que quiere practicar en primera persona. Un ejemplo clarísimo: aquellos amantes del running para los que los kilómetros sólo están bajo sus zapatillas de correr. No importa dónde se celebre la maratón, media maratón, carrera popular… que ellos se desplazan para disfrutarla. El turismo viene implícito, pero la práctica deportiva contiene un plus difícil de superar: el turismo y el deporte se dan verdaderamente la mano.

Compártelo:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.